«Los robos son recurrentes en la corte de Puerto Príncipe, pero nunca se da seguimiento», según el secretario elder Martin

Fecha 26/10/2020

En el tribunal de primera instancia de Puerto Príncipe, el robo se está convirtiendo en una práctica recurrente. En varias ocasiones se robaron pruebas y varios cuerpos del delito de gran importancia para los casos nacionales. El último caso retransmitido por los medios de comunicación se refiere a la investigación del asesinato del expresidente del bar Monferrier Dorval, donde se sustrajo parte del cuerpo del crimen sin ningún rastro clásico de allanamiento. Se ha convertido casi en un hábito ahora en esta jurisdicción donde a menudo nos ocupamos de casos importantes. Así lo confirmó Me Ainé Martin, presidenta de la Asociación de Empleados, en el plató del programa «Haití, Sa K ap kwit», el lunes 26 de octubre de 2020.

Los casos de robo han plagado al poder judicial durante siglos. Además del registro central, se robaron varias otras cámaras de instrucción, oficinas de varios jueces (magistrados del sistema). Hasta ahora, no se ha tomado ninguna medida. Realmente no se ha establecido ninguna responsabilidad. «Los jueces prefieren guardar silencio, por su obligación de reserva», confiesa el registrador Elder Martin.

Durante el mismo período en que se notó el robo de documentos en el contexto del expediente del asesinato de Me Dorval, varios otros despachos fueron visitados por ladrones según el secretario, que evoca una ligereza a este nivel. “En esta sala de instrucción, en cuanto se trate de un caso de dinero o armas de fuego, habrá robo”, revela Ainé Martin, enfatizando la irresponsabilidad de los involucrados.

El tribunal, la fiscalía de Port-au-Prince, el tribunal de apelación y otras oficinas de magistrados registran los casos de robo de piezas importantes, a menudo sin allanamiento. A principios de 2020, se robaron no menos de cinco millones de gourdes de la oficina del decano de la corte. También hubo el robo de una computadora que contiene la base de datos de archivos sensibles en la fiscalía, recuerda Me Ainé Martin.

En el tribunal se registraron casos de robo de camiones de gasolina, baterías de motocicletas, baterías de inversores. Sin embargo, no se dio seguimiento a estos casos. Nos quedamos callados, deplora el escribano, evocando “un escándalo generalizado”.

Como parte del último robo relacionado con el asesinato de Monferrier Dorval, se habría indexado a uno de los empleados que poseía una de las claves del registro. Una situación que llevó a sus compañeros a enviar una carta al Ministerio de Justicia. En su carta, evocan varios casos de robo con allanamiento de morada, sin allanamiento de morada, ocurridos en el juzgado de primera instancia de Port-au-Prince. Según ellos, le corresponde a la justicia hacer su trabajo realizando adecuadamente una investigación para determinar a los verdaderos culpables.

Para Mí Ainé Martin, no debemos poner todo en la espalda de nuestro colega que no debe convertirse en «un chivo expiatorio, una mecha». «Escribimos al ministerio para que realice una investigación para determinar los culpables», insiste el presidente de la Asociación de Empleados, quien reveló, de paso, que algunas autoridades están enojadas con él porque expuso a ciertos anomalías del sistema.

Nótese que el comisionado del gobierno interino de Puerto Príncipe, Yo Gabriel Ducarmel, solicitó a la Dirección Central de la Policía Judicial (DCPJ) realizar una investigación en el contexto de este robo.

Fuente Le Nouvelliste

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *