«La evolución del Covid-19 en Haití es el resultado de una buena vigilancia epidemiológica», describe el DELR en un estudio sobre Covid-19

Fecha 12/10/2020

El Departamento de Epidemiología, Laboratorios e Investigaciones (DELR) discutió en sus reuniones técnicas las alertas al Covid-19 de diciembre de 2019, a raíz de las notificaciones realizadas por China debido a intercambios con este país. Se puso en marcha la planificación de la lucha contra esta nueva infección y se modeló en el plan de preparación, respuesta y control de una posible pandemia de influenza aviar, operativo desde 2010, cuyo documento había sido revisado recientemente. En efecto, el país ya estaba realizando una vigilancia etiológica centinela dirigida a identificar virus tipo influenza y otros que circulan en el territorio nacional ”, subraya la DELR desde un inicio en una breve historia del Covid-19 y su aparición en Haití.

Si bien la vigilancia epidemiológica no ha impedido que el país registre sus dos primeros casos, sin embargo es fundamental en las actividades de alerta y respuesta. “Al 12 de agosto de 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS) registró un acumulado de 20,162,474 casos y 737,417 muertes en más de 216 países. Cinco meses después de la importación del virus a Haití, es necesario evaluar el estado de la vigilancia epidemiológica en curso en el contexto del plan de lucha contra la pandemia que ha puesto en marcha la autoridad sanitaria nacional ”, explica el brazo técnico. del MSPP en materia de vigilancia epidemiológica.

Los datos que nos han llegado en el Covid-19 se desarrollan a partir de un circuito bastante complejo a partir de «puntos de detección en estructuras hospitalarias y puestos instalados en puntos de entrada (aeropuertos y fronteras terrestres) hasta pasar por los servicios de epidemiología de los departamentos de salud antes de llegar al DELR para su recopilación, análisis y publicación. Luego de aproximadamente seis meses de recolección activa de datos, el DELR estima que tiene suficiente perspectiva para publicar un primer estudio sobre la la crisis del Covid-19 en Haití.

En este estudio, este departamento técnico pretende “medir la magnitud de la epidemia en términos de morbilidad y mortalidad a nivel departamental y municipal; evaluar la distribución de la incidencia y la letalidad por grupos de edad e identificar hipótesis para otros estudios relacionados con los factores de riesgo (configuración geográfica, ubicación) «.

Como resultado, el DELR indica “que en la 32ª semana epidemiológica, un total de 18,918 personas fueron sospechosas y sometidas a pruebas de Covid-19. De estos casos sospechosos, se han confirmado 7.852 casos. Lo que corresponde al 0,07% de la población. De estos casos confirmados, se han registrado 208 defunciones, con una tasa global de letalidad del 2,65%. Entre los casos confirmados, con una proporción del 58,5%, predominan ligeramente los hombres, lo que corresponde a un índice de masculinidad de 1,4. Observamos, prosigue la DELR, una gran variación de incidencias por departamento que se extiende en un rango que va de 23 (Noroeste) a 127 (Oeste) por 100.000 habitantes, es decir una incidencia total de 67 por 100.000 en el a escala nacional. Hasta el 32 SE, el departamento Oeste resulta ser el más afectado por la epidemia. En términos de letalidad, cuatro departamentos (Norte, Artibonite, Grand’Anse y Noroeste) superan el 5%. El departamento de Occidente es el último con un 1,64%. »

En cuanto a la distribución de los casos en el territorio nacional, este estudio revela que con excepción del departamento Nordeste donde Ouanaminthe ocupa el primer lugar, el mayor número de casos confirmados se registra en los jefes. lugares de departamentos. En el departamento Oeste, los municipios del área metropolitana de Port-au-Prince (Carrefour, Port-au-Prince, Cité-Soleil, Tabarre, Delmas, Pétion-Ville y Croix-des-Bouquets concentran la mayor número de casos acumulados confirmados. Por otro lado, no se ha registrado ningún caso confirmado de Covid-19 a esta fecha entre los casos sospechosos investigados en los siguientes diez municipios: Apricots, Beaumont y Corail en Grande-Anse; Grand- Gosier en el sureste, Terranova en Artibonite, Ranquitte, La Victoire y Bas-Limbé en el departamento del Norte; Vallière en el noreste; Arniquet en el sur.

“También observamos que a partir de los 50 años la letalidad llega al 4,25% y luego aumenta gradualmente en los grupos de mayor edad hasta el 16,86% en las personas de 80 y más años. La letalidad en menores de 10 años es significativamente mayor (3,64%) en comparación con los grupos intermedios mayores (10 a 49 años) donde este indicador toma valores entre 0,70 y 1,68% ”, describe el DELR. aprovecho para subrayar que el modelado estadístico que permitió predecir la pandemia (61% en la semana 22), seguir su evolución y precisar su tendencia en el tiempo (del 54% en la semana 23 al 11% en la semana 32) ) se basó en la tasa de positividad semanal.

Según los datos disponibles para el DELR para el período comprendido entre el 20 de marzo y el 2 de agosto de 2020, un número de 519 viajeros, incluidos 123 niños, fueron interceptados a su llegada al aeropuerto de Toussaint Louverture y puestos en cuarentena institucional. De este número, 39 viajeros (alrededor del 8%) se volvieron positivos para Covid-19 antes del final de los 14 días de aislamiento.

Si Haití pudo liberarse del vals de predicciones sombrías sobre la morbilidad y mortalidad de Covid-19, el DELR cree que esto se debe en gran parte a experiencias previas en vigilancia epidemiológica. “Basado en experiencias previas de monitoreo de virus de influenza, la implementación de Covid-19 no fue demasiado compleja. Las estrategias implementadas permitieron evaluar la tendencia de la ola actual que alcanzó su pico nacional en la 23ª semana epidemiológica y la escala de la epidemia con un acumulado de 7.852 casos confirmados, lo que representa el 0,07% de la epidemia. población y 208 defunciones. »

También de acuerdo con este estudio, el departamento Oeste, el más afectado en términos de tasa de incidencia acumulada, es el más denso (2.357 habitantes / km2) del país. La velocidad de transmisión de la enfermedad es de 3 a 5 veces mayor que en otros departamentos. Esto apoya la idea planteada desde el inicio de la pandemia relativa a un aumento de casos proporcional al movimiento de personas en un lugar determinado oa la densidad de la población. Sin embargo, el hecho de que solo el 0,07% de la población sea positiva para Covid-19 (sintomático y no sintomático) significa que una parte significativa de la población sigue siendo susceptible.

Sin embargo, en términos de letalidad, es el departamento Oeste el que paga el precio menos alto (1,64%). La baja letalidad observada se puede utilizar en beneficio de la gran campaña de comunicación promocional y preventiva con mensajes claros y adecuados o una mejor atención asociada a una tasa de derivación facilitada por la presencia de la red nacional de ambulancias o incluso un sub -notificación de defunciones. La otra hipótesis sería que el perfil de los pacientes con Covid-19 en el departamento de West es diferente al de otros departamentos.

A modo de conclusión, el DELR confirma que las actividades de vigilancia epidemiológica del Covid-19 han permitido observar la dinámica de la epidemia a nivel nacional, departamental y municipal durante los últimos cinco meses y extraer las lecciones necesarias. en la persecución de la lucha contra la pandemia.

Sin embargo, este estudio recomienda que los actores continúen sensibilizando a la población, mantengan la vigilancia en los puntos de entrada, pongan a disposición los insumos necesarios para la detección y fortalezcan las medidas de distanciamiento social, particularmente en beneficio de los grupos más vulnerables. y aquellos en mayor riesgo de morir por Covid-19.

Autor: Claudy Junior Pierre
Fuente Le Nouvelliste

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *