El Tribunal de Cuentas denuncia «intimidación y amenazas abiertas» y sermonea al ejecutivo

Fecha 08/09/2020

NOTA DE CLARIFICACIÓN

El Consejo del Tribunal Superior de Cuentas y lo Contencioso Administrativo (CSCCA) se abstiene, en principio, de pronunciarse públicamente sobre hechos de actualidad relacionados con los casos técnico-legales que atiende y a los que indebidamente atribuye partes interesadas de un color político. Sin embargo, las últimas declaraciones públicas de las máximas autoridades del país durante una actividad en el Palacio Nacional, denominada “Dyalòg Kominotè”, el domingo 6 de septiembre de 2020, pueden causar perjuicio a la integridad física, moral y profesional de sus miembros. el personal, incluidos los miembros de la Junta,

Desde el ejercicio 2013-2014, el Tribunal Superior de Cuentas y lo Contencioso Administrativo se presenta a la población en su verdadera naturaleza como una institución de control de las finanzas públicas. Se dedicó a elaborar informes sobre todos los aspectos del funcionamiento de la administración pública nacional y formular recomendaciones, en su mayoría no seguidas hasta la fecha, a las autoridades con el fin de subsanar las deficiencias observadas. En este sentido, sus opiniones reflejan su constante preocupación por imponer el estado de derecho en el funcionamiento de la Administración.

De hecho, en una dinámica de progresiva desmaterialización del sistema operativo de la Corte, los productos de su trabajo comienzan a estar disponibles y accesibles, para consulta, en su sitio web: www.cscca.gouv.ht.www.cscca.gobierno.ht.

Hasta el momento, solo figuras y grupos con motivaciones políticas parecen desagradar esta importante cuenca, que ha sido bien recibida por miembros de la población que esperan con impaciencia ver una mejor gestión de las finanzas públicas nacionales que solo el ejercicio riguroso de la función de el control puede garantizar.

Es en este contexto que el Poder Ejecutivo, a través de las voces de las máximas autoridades del Estado, por un lado realizó comentarios erróneos sobre la labor de la Corte y, por otro, apuntó peligrosamente responsables de los miembros de la Junta por su flagrante incumplimiento de sus misiones con diligencia, competencia y eficiencia. Entonces, estas autoridades están imprudentemente empantanadas en representaciones y declaraciones equívocas que rayan en la intimidación, o incluso representan amenazas abiertas.

Por el bien de la historia y por la verdad, y en particular con miras a construir la opinión pública, el Consejo del Tribunal Superior de Cuentas y Litigios Administrativos (CSCCA) se esfuerza por brindar conocimientos y opiniones relevantes. oportuna a la sociedad haitiana, en un momento en que la información manipuladora se difunde a través de los medios nacionales modernos y tradicionales, sobre los fundamentos legales de sus intervenciones técnicas como órgano de control de los actos de gestión financiera de la Administración d ‘ Estado y de autoridades locales. De hecho, la Constitución y los demás instrumentos jurídicos de la República reconocen a la Corte un conjunto de competencias que ejerce con imparcialidad, objetividad, transparencia e integridad. Así, la Constitución dispone en sus artículos:

200 que “El Tribunal Superior de Cuentas y Contencioso Administrativo es una jurisdicción financiera, administrativa, independiente y autónoma. Tiene a su cargo el control administrativo y jurisdiccional de los ingresos y gastos del Estado, de controlar las cuentas de las empresas estatales y de las autoridades locales ”.

200-4 que «El Tribunal Superior de Cuentas y Contencioso Administrativo participa en la elaboración del Presupuesto y es consultado sobre todas las cuestiones relativas a la legislación sobre Finanzas Públicas y sobre todos los Proyectos de Contratos, Convenios y Convenios de carácter financiero y comercial en el que el Estado es parte. Tiene derecho a realizar auditorías en todas las administraciones públicas ”.

Y qué competencias se especifican y aclaran, entre otras, en lo dispuesto en el decreto de 23 de noviembre de 2005 por el que se establece su organización y funcionamiento, que es el siguiente:

Artículo 2: “La CSCCA es una institución independiente cuya misión es juzgar los actos de la Administración Pública, las cuentas de los Ordenadores y Contadores de los fondos públicos y asistir al Parlamento y al Ejecutivo en el control de la ejecución. leyes y disposiciones reglamentarias relativas al presupuesto y las cuentas públicas ”.

Artículo 5-3: «La CSCCA es responsable de emitir su dictamen motivado sobre todos los proyectos de contratos, acuerdos y convenciones de carácter financiero, comercial o industrial de los que el Estado sea parte».

De hecho, en el marco del cumplimiento de estas competencias constitucionales, legales y reglamentarias, la Corte ejerce un control a priori sobre los proyectos de contrato que le presentan las entidades públicas. El legislador instituyó este control de carácter preventivo para evitar el uso de medidas correctoras demasiado costosas o la observación a posteriori de daños irreparables.

Recientemente, ciertos avisos desfavorables de cumplimiento que ha emitido la Corte sobre los borradores de contratos presentados por el Poder Ejecutivo han estado al frente de la desinformación, denuncias calumniosas y declaraciones amenazadoras a las que las autoridades son sometidas reiteradamente. miembros de la institución.

Por el bien de la historia y por la verdad y para que la población, a cuyos intereses superiores la Corte está llamada a atender, comprenda mejor la realidad que rodea a tales procesos, se obliga, por una parte, a señalar algunas Elementos de sus últimas opiniones sobre dos proyectos refritos durante la emisión del domingo 6 de septiembre de 2020 que le han valido a su personal para ser tratados, por reversión, ignorantes, incompetentes y, por otro, por hacer Actualización sobre un tercero que se enteró de ese mismo domingo 6 de septiembre:

1. El proyecto de contrato relativo a la construcción de la central eléctrica de combustible dual (diésel y gas natural) de 55,5 MW en la localidad de Carrefour.

Este proyecto recibió una opinión desfavorable por diversas razones. La Corte simplemente conserva dos aquí:

El Artículo 2.4 de este borrador especifica que: «… En el caso de que la fecha de firma del Contrato no ocurra antes de la fecha de vencimiento de la Oferta Negociada del 29 de abril de 2020 (es decir, 90 días desde 29 de abril), el Contrato quedará por tanto nulo y sin efecto, salvo acuerdo mutuo por escrito entre las Partes, que eventualmente podrá ir acompañado de una modificación de las condiciones de la Oferta del 29 de abril de 2020, precio y / o calendario «.

Este borrador de contrato ha sido presentado a la Corte, para notificación de cumplimiento, el 6 de agosto de 2020 en violación de sus propios términos, es decir, acumulando noventa y nueve (99) días desde la fecha de salida y sin El mutuo acuerdo escrito entre las partes, es por lo tanto un documento de nulidad que fue presentado al CSCCA para opinión.

A pesar de la gravedad del vicio señalado en el artículo 2.4, que en sí mismo pudo haber sido la base del rechazo del proyecto y con el objetivo de que el Estado pudiera atender todas sus inquietudes de una vez, la Corte no obstante analizó globalmente el proyecto que se le sometió. ¿Cómo es responsable el Tribunal de la nulidad de este proyecto de contrato? ¿Dónde están los actos de bloqueo? ¿Quién bloquea a quién o quién bloquea qué?

Precisamente, una de las misiones de la Corte es evitar la participación del Estado en un acto inexistente.

2. Varias secciones del borrador del contrato de electricidad en cuestión fueron escritas íntegramente en inglés, un idioma que los funcionarios públicos llamados a monitorear y controlar no están obligados a dominar. Esto justifica la vigencia de lo dispuesto en el artículo 6 del decreto de 10 de febrero de 1967 sobre legalización de documentos administrativos y judiciales y del artículo 46 de la ley de 10 de junio de 2009 sobre contratos públicos que requieren traducción por perito jurado de documentos redactados en un idioma distinto de los idiomas oficiales de la República de Haití. ¿No constituye tal violación de esta disposición legal, entre otras cosas, una causa de incumplimiento de este borrador de contrato? ¿Se le pedirá a la Corte que viole las leyes de la República?

3. Con respecto a los veintinueve (29) proyectos contractuales suscritos entre el Estado y empresas locales para la compra de máscaras protectoras contra Covid-19:

Todos estos borradores de contratos incluyen una cláusula de exención de todos los derechos e impuestos. En consecuencia, no se ha previsto la retirada del depósito del 2% en beneficio del Estado. Sin embargo, la Constitución, en su artículo 219, establece que “No se puede establecer ningún privilegio en materia tributaria. No se puede establecer ninguna excepción, aumento, reducción o eliminación de impuestos salvo por ley ”.

Además, en relación con el artículo 84 de la ley de 4 de mayo de 2016 que sustituye al decreto de 16 de febrero de 2005 sobre el proceso de redacción e implementación de las leyes financieras, la Corte «es responsable de monitorear las operaciones de recolección de datos». de fondos públicos como impuestos, derechos e impuestos y recuperación de recursos de otras fuentes de ingresos estatales. Verifica el cumplimiento de las leyes vigentes y regula los abusos, favoritismos o ventajas personales que hayan generado ”. En tal situación, tal exención de impuestos informal es ilegal.

Además, se informó en el mismo programa del 6 de septiembre de 2020 que la Corte bloqueó el proyecto de contrato para la construcción de un puente sobre la Rivière des Anglais, en el departamento del Sur, cuando en realidad los documentos de este proyecto de contrato aún no le ha sido sometido a dictamen de conformidad con la ley. ¿Qué le esconde esta declaración a la sociedad?

Esta evidencia en los proyectos de contratos públicos muestra claramente el nivel de inexactitud, equívoco o confusión en las declaraciones del Poder Ejecutivo frente al funcionamiento de control riguroso, transparente y objetivo de la Corte en el marco de su poderes constitucionales y legales.

Al final, lo que parece más asombroso y confuso de las declaraciones incorrectas y el refrito del domingo 6 de septiembre transmitido por miembros del Ejecutivo es que ninguno de ellos pudo identificar el texto legal que rige el funcionamiento del Tribunal que es el “Decreto de 23 de noviembre de 2005 por el que se establece la organización y funcionamiento del Tribunal Superior de Cuentas y lo Contencioso Administrativo (Le Moniteur n. 24, viernes 10 de marzo de 2006)”.

El Consejo de la Corte Superior de Cuentas y lo Contencioso Administrativo reitera a los miembros de la población y sus litigantes en busca de transparencia y justicia administrativa, su firme determinación de respetar escrupulosamente las prescripciones de la Constitución y demás instrumentos legales y reglamentarios. vigente sobre las finanzas públicas. Resuelve continuar su misión de control para la buena gobernanza financiera y administrativa del país. Al hacerlo, la Corte no puede constituirse como un ente bloqueador de proyectos de desarrollo en beneficio de la población haitiana.

Yo Rogavil BOISGUENE

Presidente del consejo

Fuente Periodico Le Nouvelliste

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *