Luis Abinader: un moderado a favor de una apertura con Haití

Fecha: 10-07-2020

Lisandro Macarrulla, a cargo de coordinar la comisión de transición técnica del gobierno, es nombrada Ministra de la Presidencia; Roberto Furcal, director de campaña de Abinader, es nombrado Ministro de Educación; Milagros Germán es nombrada directora de comunicación y portavoz de la presidencia dominicana; Milagros Ortiz Bosch es nombrada responsable de las políticas de transparencia y anticorrupción; y Roberto Álvarez, embajador de la República Dominicana ante la Organización de los Estados Americanos (OEA), es nombrado para el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Para el estudiante de doctorado en sociología Smith Augustin, quien ha estado trabajando desde 2014 principalmente en la cuestión de la identidad entre los dominicanos de origen haitiano, como una observación en estos primeros nombramientos, que es sobre todo una lógica de izquierda. Estos son ejecutivos del Partido Revolucionario Moderno (PRM) que no tienen conexión con la extrema derecha conservadora dominicana. Es un equipo moderado, dice, con personas que están muy bien formadas intelectualmente.

Si por el momento es difícil elaborar el perfil del nuevo presidente electo debido a su falta de experiencia política, además de sus fracasos consecutivos para ser elegido al Senado, la vicepresidencia en 2012 y la presidencia En 2016, Smith Augustin definió a Luis Abinader como un hombre de negocios moderado de un partido político de izquierda PRD cuya división dio origen a una tendencia de derecha con la rama Hipólito Mejía-Abinader.

Según Smith Augustin, Luis Abinader establece el tono para una apertura sin precedentes para fortalecer los lazos de la República Dominicana con Haití. Incluso Juan Bosch o Peña Gómez antes que él no habían dado tales promesas, dijo el sociólogo haitiano experto en migración.

Sin embargo, a pesar de su visión moderna, progresista e ilustrada para las relaciones haitiano-dominicanas, Luis Abinader provocó la ira de la twittosfera haitiana a principios de esta semana debido a un video de más de un año que resurgió y en el que declara que Haití es un país insostenible.

El martes 7 de julio, 48 horas después de su victoria en la presidencia de su país, un breve video de un minuto y unos segundos sobre Luis Abinader se volvió viral en la Web. Vemos al político dominicano, hablando con periodistas locales, castigando a las autoridades de su país por no tener un plan ordenado para las relaciones de la República Dominicana con Haití.

“El problema es que la República Dominicana no tiene un plan para sus relaciones con Haití. Ningún plan ordenado para (uso) de tropas. Tenemos un ejército, ¿para qué? No nos estamos preparando para una invasión estadounidense y mucho menos para Venezuela. Tenemos que controlar la frontera ”, dijo primero Luis Abinader.

Hasta ahora, no hay problema. El líder dominicano solo reclama la soberanía de su país y culpa a las debilidades de la política migratoria dominicana frente a su vecino, la República de Haití. Los comentarios enojados, que provocaron una protesta en Twitter en particular, se encuentran en la siguiente secuencia.

“Hoy debemos decirlo claramente: Haití es un país insostenible. La comunidad internacional no puede dejar a la República Dominicana sola al lado de Haití para resolver sus problemas de orden social y público […] No podemos permitirnos tratar con Haití […] Repito: Haití hoy es un país insostenible […] Deje que la comunidad internacional asuma sus responsabilidades con respecto a Haití … No sea solo la República Dominicana la que debe ocuparse de los problemas de Haití, que desafortunadamente es el país el más pobre de todo el hemisferio occidental «, continuó el entonces candidato opositor de origen levantino en este video publicado por los medios dominicanos en su cuenta de Twitter el 13 de febrero de 2019.

En ese momento, Haití estaba en el «peyi lòk» y Luis Abinader era candidato para la nominación de su partido, el Partido Revolucionario Moderno (PRM), para las elecciones presidenciales inicialmente programadas para el 17 de mayo, pero que finalmente tuvieron lugar el domingo. 5 de julio.

Después de haber autenticado este video con precisión, el equipo editorial de Le Nouvelliste se puso en contacto con Ives Marie Chanel, periodista sénior, propietario de la empresa de comunicación MediaCom, un buen conocedor de los giros y vueltas de los asuntos actuales en el país vecino, para tener su reacción sobre este comunicado de prensa de Luis Abinader.

Al principio, Ives Marie Chanel cuestionó la manía haitiana de interpretar emocionalmente las declaraciones de líderes extranjeros sobre Haití. En general, nos ofendemos rápidamente, pero, básicamente, reconoce Chanel, la mayoría de las veces, las declaraciones sobre Haití son ciertas.

«¿Es viable el país? Volvió a nosotros como una pregunta. Si, para el periodista principal, las declaraciones de Abinader encajan perfectamente con la realidad, Haití, dijo, no puede entregar cuerpo y alma a la República Dominicana.

Ives Marie Chanel también señaló que Haití es actualmente una carga para la República Dominicana en términos de salud y educación, especialmente a lo largo de la zona fronteriza, con el 80% de los partisanos que son haitianos. Atacó a las autoridades haitianas que, durante años, abandonaron la educación en la frontera a expensas de la República Dominicana, donde el 80% de los estudiantes en Elias Piña son haitianos, y en Pedernales, nosotros -reveló que tres cuartos de los estudiantes haitianos estudian historia dominicana.

Según el periodista Chanel, la declaración de Luis Abinader, por el contrario, debería sonar como una revuelta para Haití. «Tenemos que despertarnos. Elegir buenos líderes capaces de implementar buenas políticas públicas para remediar esta situación […] Debemos poner nuestra pelota en primer plano […] Ver en la República Dominicana un desafío. »

Por el contrario, deploraba Chanel, nosotros los haitianos, queremos que todos sean amables con nosotros. Mientras que en la región, ningún país es benevolente con Haití. No solo es República Dominicana, dijo, sino también Bahamas, Turcas y Caicos, San Martín, etc.

Sin embargo, está claro que a través del programa político del nuevo presidente dominicano, Ives Marie Chanel descubre que Abinader es muy benevolente con Haití. “Pero no podemos confiar únicamente en la benevolencia de los demás. Debemos contar con nuestras propias fuerzas, con nuestra capacidad de producción, para competir con otros países «, recomendó el periodista haitiano, prediciendo que, la realidad del poder lo requiere, Luis Abinader, tarde o temprano, tendrá que responder a los impulsos nacionalistas y cuando llegue el momento, tomará decisiones que sean las mejores para su país.

En este punto, Edwin Paraison, ex ministro de haitianos que viven en el extranjero, bajo el mandato de René Préval, admite «que se necesitará una firme voluntad política para enfrentar a las fuerzas oscuras que solo quieren discordia entre nuestros dos pueblos». en un contexto donde el archivo haitiano puede ser usado nuevamente debido a la creciente demanda de la opinión pública dominicana para llevar ante la justicia a los responsables de los escándalos de corrupción ”.

En este sentido, el jefe de la Fundación Zile dijo que dio la bienvenida al documento de política general de Luis Abinader Corona en el que definió una política de apertura que se desarrolló más completa y objetivamente en relación con Haití que los otros candidatos, tocando los puntos clave de La agenda binacional: comercio, migración y seguridad fronteriza. También mencionó la interdependencia entre nuestros dos países, el desequilibrio comercial que afecta particularmente a Haití y la necesidad de relanzar la Comisión Bilateral Conjunta.

Fiel a la herencia política de Peña Gómez, se puso en contra de la sentencia del tribunal constitucional que desnacionalizó a dominicanos de origen extranjero en 2013, que describió como «inhumana, ilegal e ineficaz», recordó Edwin. Parison

Procedente de un movimiento migratorio árabe bastante grande que llegó a la República Dominicana a fines del siglo XIX, será en menos de 40 años el segundo presidente de origen libanés en liderar el país después del breve paso a la presidencia del vicepresidente. El presidente Jacobo Majluta sobre la muerte de Antonio Guzmán en 1982. Esta diáspora libanesa también está representada en el gobierno saliente por varios funcionarios, incluido en particular José Ramón Fadul, que ocupó al menos tres puestos ministeriales durante el reinado de 20 años del partido del Liberación Dominicana (PLD).

Autor: Patrick Saint-Pré

Periódico: Le Nouvelliste

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *