El presupuesto 2019-2020, financiado al 15.1% por el BRH, dedica el 8.56% a la lucha contra el Covid-19

En el Consejo de Ministros el viernes 5 de junio de 2020, la administración Moïse / Jouthe adoptó el nuevo presupuesto para el año fiscal 2019-2020. La dotación presupuestaria asciende a 198.700 millones de gourdes, un aumento del 36,4% en comparación con el presupuesto rectificativo 2017-2018 de 145.600 millones de gourdes que se renovó en 2018-2019. Una cantidad de 139.360 millones de gourdes, o el 70% del total, se asigna a gastos operativos, mientras que el resto de 59.340 millones (30%) se destina a gastos de inversión. Con la disfunción del Parlamento, de antemano no hubo debate público sobre las asignaciones y las nuevas disposiciones presupuestarias.

La distribución se realiza entre los tres poderes del Estado y los organismos independientes de la siguiente manera: el poder ejecutivo posee el 94.8% del total (188.34 billones de gourdes), el legislativo 3.1% (6.12 mil millones de gourdes) y el poder judicial 0.8% (1.58 mil millones de gourdes). Todas las organizaciones independientes suman el 1.3% del presupuesto, para un total de 2,67 billones de gourdes. En la última categoría, encontramos a la Universidad Estatal de Haití (UEH) con una dotación de 1,28 mil millones de gourdes, o el 0,64% del presupuesto, incluida una pequeña cantidad de 14,13 millones de gourdes asignados a inversiones. Esta es una caída de la cantidad de 1.380 millones asignada al presupuesto 2017-2018 que representaba el 0.95% del total en ese momento.

Según el memorándum explicativo, el presupuesto para 2019-2020 tiene los siguientes objetivos principales: i) la implementación del plan de respuesta a la crisis Covid-19; ii) fortalecimiento de la seguridad interna; iii) la implementación de acciones sectoriales con resultados rápidos y tangibles para el rápido retorno a la estabilidad política y social, y a la recuperación económica; iv) la recuperación de las finanzas públicas marcadas por un bajo rendimiento en la movilización de recursos internos y externos, y el peso significativo del gasto operativo, el servicio de la deuda y el gasto extrapresupuestario, como la subvención del precio de los productos del petróleo y el sector de electricidad.

En cuanto a las formas y los medios, el gobierno cuenta con ingresos internos de alrededor de 89.34 mil millones de gourdes. 66,4 mil millones de gourdes, o el 80%, deben provenir de ingresos internos contra 22,9 mil millones (20%) que la Administración General de Aduanas debe recaudar. Las autoridades esperan un apoyo presupuestario de alrededor de 17.96 billones de gourdes y «ayuda para proyectos» por un monto de 19.1 billones. La sección más preocupante sigue siendo la de financiación, que asciende a 72.300 millones de gourdes, o el 36,4% del presupuesto. Claramente, el gobierno planea gastar 72.3 mil millones que no tiene. Esta muestra vendrá de retiros de préstamos por un monto de 9.67 mil millones de gourdes, letras del tesoro de 25.77 mil millones, otra financiación interna de proyectos de 6,

El debate sobre la sinceridad del presupuesto vuelve a la sección «Financiación». En la era de Covid-19, no hay nada que sugiera que el gobierno podrá encontrar compradores de billetes en T por un valor de 25.77 mil millones de gourdes. Es como si el presupuesto estuviera programado para conducir a déficits récord. Se hacen pronósticos de ingresos incobrables. Sobre la base de estas previsiones, se hacen asignaciones a los diversos ministerios y administraciones públicas que incurrirán en gastos que no pueden pagar. Esta práctica conduce repetidamente a los atrasos salariales y a un déficit récord para el año fiscal actual.

Esto también sugiere que se le puede solicitar al BRH fondos monetarios superiores a los 30 mil millones de gourdes indicados en el presupuesto. Cabe señalar que desde el 8 de abril de 2020, la financiación monetaria del déficit presupuestario ya había alcanzado una cantidad de 29.400 millones de gourdes, según datos de BRH con fecha del 13 de abril de 2020 (1). Estábamos a menos de 6 meses del año fiscal actual. Este nivel récord de financiación monetaria explica en gran medida la depreciación acelerada de la gourde observada durante los últimos doce meses. Pasamos de una tasa promedio de 66.46 gourdes por un dólar estadounidense en junio de 2018 a una tasa promedio de adquisición de 113.96 gourdes por un dólar estadounidense publicada por el BRH el 5 de junio de 2020, una caída de 71 , 47% en menos de dos años.

El gobierno también es víctima de la vertiginosa caída de la calabaza. Solo mire los 145.600 millones de gourdes en el presupuesto 2017-2018 que representaron 2.200 millones de dólares estadounidenses en junio de 2018. Mientras que los 198.700 millones de gourdes en el presupuesto 2019-2020 representan apenas 1.700 millones a partir del 5 de junio de 2020. Dado que la mayoría de los precios de la economía haitiana están indexados al dólar estadounidense, el gobierno tiene menos margen de maniobra en 2020. Los salarios de los hogares ya no pueden pagar las rentas a menudo establecidas. dolares Al volverse cada vez más pobres debido a esta depreciación, también tendrán que enfrentar una inflación promedio anual de 22.6% pronosticada en el presupuesto 2019-2020.

Departamentos sin recursos

El gasto público aumentó un 34,9% de 134,4 mil millones en 2017-2018 a 181,3 mil millones en 2019-2020. Este gasto se divide en gastos corrientes de 121,1 mil millones de gourdes (un 44,3% más) y gastos de capital por un monto de 77,55 mil millones de gourdes, un aumento del 19,3%. Al mismo tiempo, los ingresos cayeron un 9,9%. El déficit presupuestario continuará ampliándose: 1.2% del PIB en 2015-2016, 1.7% del PIB en 2016-2017, 2.9% del PIB en 2017-2018, 3.6% del PIB en 2018 -2019 y 6.2% del PIB en 2019-2020.

Cuatro de los 20 ministerios se destacan en términos de participación en el presupuesto: el Ministerio de Obras Públicas, Transporte y Comunicación (MTPTC), con un monto de 24,65 mil millones de gourdes (13,1%); el Ministerio de Salud Pública y Población (MSPP), con una suma de 21.7 billones de gourdes (10.9%); el Ministerio de Educación Nacional y Formación Profesional (MENFP), con un sobre de 18,6 mil millones de gourdes (9,4%); y el Ministerio de Justicia, con una tarifa de 13.5 mil millones de gourdes (6.8%). Suman el 40.2% del presupuesto total. Todos los demás departamentos obtienen menos del 5% del presupuesto. Entre los más desfavorecidos, encontramos los ministerios de haitianos que viven en el extranjero, las religiones y el estatus de la mujer (0.1% cada uno), los ministerios de turismo y el de comunicación (0.2% cada uno).

Otros tres rubros merecen atención: intervención pública (22.96 billones de gourdes, 11.6% del presupuesto), servicio de la deuda (20.41 billones de gourdes, 10.1%) y subsidio el sector energético (25.7 billones de gourdes, 12.9%). Suman el 34,6% del presupuesto. El 89% de las intervenciones públicas se asignan a la subsección titulada «otras intervenciones públicas». Aumentaron un 33,7% en comparación con el presupuesto 2017-2018. La proporción atribuida a estas intervenciones públicas es mayor que la de catorce ministerios combinados, lo que da un porcentaje acumulativo del 10,5%. Estos son los Ministerios de Relaciones Exteriores (2.9%), Interior (1.6%), Planificación (1.5%), Asuntos Sociales (1.2%), Cultura (0.7%), Medio ambiente (0.6%), Defensa (0.5%), Comercio (0,

Se asignan 20.41 mil millones de gourdes para pagar la deuda pública, un aumento del 39.31% en comparación con los 14.71 mil millones de gourdes en el presupuesto 2017-2018. El 54,2% del total se usa para pagar la deuda interna, mientras que el otro 45,8% se usa para pagar la deuda internacional, incluido PetroCaribe. El subsidio al sector energético incluye el subsidio a la electricidad de Haití y al precio del petróleo.

Por lo tanto, los ministerios se abandonan a favor de la «intervención pública» como una forma de desinstitucionalización del Estado. Hablamos, por ejemplo, de la recuperación agrícola, mientras que el Ministerio de Agricultura, Recursos Naturales y Desarrollo Rural vio disminuir su cartera en un 24.47%, de 8.95 mil millones en 2017-2018 a 6.76 mil millones calabazas El Ministerio de Planificación y Cooperación Externa (MPCE) vio caer drásticamente su envoltura de 9.04 mil millones a 2.92 mil millones, una caída del 67.7%. Incluso la dotación MENFP disminuyó de 23.16 mil millones a 18.6 mil millones (-19.8%).

Todavía había grandes ganadores como el MSPP que pasó de un sobre de 6.7 billones a 21.7 billones de gourdes. Covid-19 requiere. La dotación del Ministerio de Relaciones Exteriores también ha aumentado considerablemente, de 3.57 a 5.74 mil millones de gourdes (60.78%).

El servicio de la deuda también impresiona. Está cerca del presupuesto total de los catorce departamentos mencionados anteriormente. Las deudas acumuladas en los últimos años le han costado mucho al tesoro, mientras que los líderes actuales parecen querer seguir endeudando más al estado. La financiación del sector energético supera el presupuesto de los catorce ministerios, mientras que los sectores de la vida nacional exigen una caída de los precios en la bomba. La fuerte depreciación de la gourde hace que esta caída de los precios del gas sea muy hipotética.

El presupuesto prevé una tasa de crecimiento negativa del 3,6%. «En general, el año fiscal 2019-2020 estará marcado por una disminución de la actividad económica del 3,6%, después del 1,8% registrado en 2018-2019», podemos leer en la presentación motivos Esta pérdida de riqueza resultará «en particular del colapso del sector agrícola (-3,2%) y del sector servicios (-4,2%).

Tenga en cuenta que quedan menos de cuatro meses en el año fiscal actual. Los departamentos ya han gastado una gran parte de su presupuesto para 2019-2020. Además, si el Parlamento funcionara, el presupuesto 2020-2021 debería presentarse allí el 30 de junio de 2020. Es este presupuesto el que debería debatirse hoy con una pregunta crucial: cómo evitar un tercer año crecimiento económico negativo consecutivo?

Fuente: Le Nouvelliste

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *