Haití: el Consejo de Ministros finalmente adopta un presupuesto

En ausencia del Parlamento, el presupuesto para 2019-2020 se adoptó en el Consejo de Ministros el viernes 5 de junio de 2020, según informó Le Nouvelliste. Con un total de 198.700 millones de gourdes, este «presupuesto excepcional […] llega después de nueve meses de implementación de la Ley de Finanzas modificada 2017-2018, en un contexto político, social y económico difícil y exacerbado. por la crisis de salud vinculada a la pandemia de COVID-19 ”, como se indica en el memorándum explicativo del presupuesto general para el año fiscal 2019-2020.

El presupuesto para el año fiscal 2019-2020 está equilibrado en recursos y gastos en 198.7 mil millones de gourdes, un 36.4% más en comparación con el presupuesto rectificativo 2017-2018 renovado en 2018-2019 que ascendió a a 145,6 mil millones de gourdes, un aumento de 53 mil millones de gourdes.

Si se movilizan 89.300 millones de gourdes de recursos internos como parte del presupuesto 2019-2020, los socios externos contribuirán hasta 37.000 millones de gourdes divididos en 17.900 millones de gourdes de apoyo presupuestario y 19.1 mil millones de gourdes para proyectos de subvenciones y préstamos. Estos recursos también incluyen 72 mil millones de gourdes de emisiones de valores públicos (25.7 mil millones de gourdes) y préstamos del BRH (30 mil millones de gourdes).

En términos de asignaciones, es el Ministerio de Obras Públicas, Transporte y Comunicaciones (MTPTC) el que hereda la mayor parte con una dotación de 26 mil millones de gourdes o el 13.1% del presupuesto. La segunda partida del presupuesto va a la sección de asignaciones especiales (subsidio al sector energético) con 25.600 millones de gourdes (12,9%) asignados. Es la primera vez que el gobierno incluye en el presupuesto todos sus compromisos financieros inevitables (subsidios a la electricidad y los productos derivados del petróleo de Haití).

«Esta elección, que es totalmente consistente con la disciplina presupuestaria y la transparencia, reduce el déficit público (excluyendo el apoyo presupuestario y las donaciones) del 3.5% del PIB en 2018-2019 al 6.2% en 2019 -2020 «, explica el documento del memorándum explicativo del presupuesto que establece que esta decisión del gobierno se basa en las recomendaciones de las instituciones de Bretton Woods.

Luego vienen las intervenciones públicas con 22.9 mil millones de gourdes (11.6%). Encontramos al Ministerio de Salud Pública y Población (MSPP) en la cuarta posición con una asignación de 21.6 mil millones de gourdes contra 5 mil millones de gourdes inicialmente planeados. La deuda pública sigue con 20 mil millones de gourdes (10.1%) seguido por el Ministerio de Educación Nacional y Formación Profesional (MENFP) con 18.6 mil millones de gourdes (9.4%).

Contra todas las expectativas, al Ministerio de Justicia se le asignaron 13.500 millones de gourdes (6,8%), mientras que el Ministerio de Agricultura, Recursos Naturales y Desarrollo Rural (MARNDR) recauda solo 6, 7 mil millones de gourdes (3.4%). Cuando sabemos que la crisis de salud causada por el Covid-19 había despertado un interés renovado en la producción agrícola nacional en previsión de repercusiones negativas en la cadena de suministro de productos agrícolas vinculados a las importaciones.

Aunque obsoleto, el Parlamento se salió con 6 mil millones de gourdes a razón de 3,1 mil millones de gourdes para la Cámara de Diputados y 2,9 mil millones de gourdes para el Senado. Generalmente tratado como un pariente pobre, el Ministerio del Medio Ambiente tiene solo 1.2 billones de gourdes (0.6%).

Si bien está escrito en blanco y negro en el memorando explicativo de que este presupuesto tiene como objetivo sentar las bases para un crecimiento robusto, sostenido e inclusivo, observamos un poco más en este mismo documento, «en su conjunto, el el año fiscal 2019-2020 estará marcado por una disminución en la actividad económica del 3.6%, después del 1.8% registrado en 2018-2019; y una inflación promedio anual de 22.6%, que es 5.3 puntos por encima del nivel registrado en 2018-2019 «.

“Dadas las secuelas del tumulto sociopolítico en cascada que afectó la primera mitad del año fiscal y el daño inherente a la pandemia de COVID-19 en la economía, el crecimiento económico se mantendrá en -3.6%; principalmente por el colapso del sector agrícola (-3,2%) y del sector servicios (-4,2%). »

Al mismo tiempo, la tasa de presión fiscal, que era 10.9, aumentó a 11.6. De hecho, este aumento en la tasa de presión fiscal no se traduce en un aumento en los ingresos tributarios, sino que preferiblemente resulta de una reducción del Producto Interno Bruto (PIB), ya que los ingresos proyectados experimentan una disminución en comparación con los del presupuesto 18- 19)

Este presupuesto también planea ampliar el déficit resultante de la caída de los ingresos internos, en particular debido a los disturbios sociopolíticos registrados durante la primera mitad del año fiscal actual y los efectos de la pandemia COVID-19. sobre la actividad económica Estas dos crisis, sociopolítica y de salud, también han contribuido al aumento del gasto estatal tanto en operación como en inversión.

De hecho, los gastos relacionados con la operación actual de la administración, estimados en 30.9 mil millones de gourdes, aumentaron un 20.9% en comparación con el año anterior. Además, el gasto en subsidios mostrará un aumento significativo de 24,6 mil millones de gourdes, principalmente debido a la inclusión en el presupuesto de todos los gastos de subsidio para electricidad de Haití y productos derivados del petróleo hasta 25 , 6 mil millones de gourdes. Por lo tanto, en total, el gasto en subsidios se pronostica en el nivel de 38 mil millones de gourdes.

El gasto de inversión pública en el presupuesto para el año fiscal 2019-2020 ascendió a 59.3 mil millones de gourdes, incluidos más de 17 mil millones de gourdes para la lucha contra la pandemia de Covid. 19) Se espera que el servicio de la deuda pública para el año fiscal ascienda a 20 billones de gourdes distribuidos de la siguiente manera: 10.9 billones de gourdes para deuda interna y 9.1 billones de gourdes para deuda externa.

Fuente: Le Nouvelliste

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *