Enfrentamientos entre policías y soldados en Puerto Príncipe, manifestación contra el carnaval en Cap-Haitien

Todo degeneró cuando varios cientos de personas, incluidos ciclistas, policías uniformados y personas encapuchadas que estarían cerca del autoproclamado sindicato PNH, llegaron al corazón de la capital haitiana después de manifestarse en las calles de Puerto Au- Príncipe y Delmas. Se escucharon disparos a raíz de la manifestación. Se notaron los vehículos cuyas llaves fueron incautadas.

En el Champ de Mars, los disparos se redoblaron. Los soldados de las Fuerzas Armadas que hacen guardia en la sede de las Fuerzas Armadas de Haití (FADH), donde permaneció la única cabina para el carnaval, contenían a los manifestantes. Para ellos era imposible dejar que los partidarios de la policía prendieran fuego al puesto erigido entre el patio de su cuartel y la Torre 2004. Resultado: cuatro oficiales de la PNH resultaron heridos por disparos.

Por el momento, dos civiles y cuatro policías están recibiendo tratamiento en hospitales del área metropolitana, según una evaluación provisional.

Según testigos presenciales, la situación se intensificó en un enfrentamiento después de que la policía que decía ser del sindicato de la policía nacional llegó y disparó al aire. Los soldados primero tomaron represalias con disparos de advertencia. En el acto, otros testigos indicaron que fueron los soldados quienes proporcionaron seguridad al gran cuartel general de las Fuerzas Armadas de Haití (FADH), en pánico, quienes abrieron fuego primero.

Según la versión oficial de la FADH, no hubo confrontación.

“La Secretaría del Alto Mando de las Fuerzas Armadas de Haití informa al público en general y a la prensa en particular que no hay enfrentamientos entre las fuerzas policiales y el ejército. Sin embargo, individuos encapuchados con armas de fuego atacaron el Gran Cuartel General e intentaron incendiarlo. Los soldados en guardia, uno de los cuales fue alcanzado por un proyectil en la espalda, tuvieron que disparar al aire para que fueran evacuados «.

En esta nota de prensa publicada el domingo por la tarde, «el Alto Mando de las Fuerzas Armadas indica que llamó a la policía, responsable de mantener el orden para garantizar la seguridad y protección de toda la población».

Por el momento, es difícil establecer la historia exacta de los enfrentamientos.

El mismo día del domingo, la Radio Televisión Caribe local fue atacada, vehículos incendiados por personas no identificadas. Tiraron piedras y rompieron ventanas de la estación. «No tengo las cifras exactas, pero los vehículos estacionados frente a la estación fueron incendiados», dijo el periodista Michel Joseph al periódico, contactado por teléfono.

Se dice que estas personas entraron en una ira negra debido al uso por parte de la estación de un avión no tripulado para cubrir los eventos que ocurrieron en el Champ de Mars, continuó Michel Joseph. El dron en cuestión estaba en posición de cubrir el desfile de carnaval en ese primer día gordo cuando estallaron enfrentamientos entre la policía y los soldados en el Champ de Mars. Radio Televisión Caraïbes había transmitido imágenes en vivo.

En un facebook en vivo, podemos ver dos vehículos quemados. El incendio se inició en objetos almacenados en terrenos adyacentes a la radio. La fachada exterior de la barrera se quemó parcialmente.

Cuando Puerto Príncipe se incendió en un enfrentamiento armado sin precedentes, la situación en Cap-Haitien, la segunda ciudad del país, también fue tensa unas horas antes del lanzamiento del carnaval, que marcaría el 350 aniversario de la ciudad.

Un fotógrafo de entradas que estaba allí vio dos vehículos utilizados como obstáculos para obstruir el tráfico en Boulevard Carénage para evitar el paso de la procesión de carnaval. Miembros de la población se manifestaron en las calles junto a policías uniformados que usaron sus armas de fuego para disparar al aire con las mismas demandas que en Puerto Príncipe: un sindicato dentro del PNH y mejores condiciones de trabajo.

El domingo, el primer día gordo, poco después de las tres de la tarde, los manifestantes estaban buscando el tanque de Sweet Micky para quemarlo. Los tanques alegóricos que iban a participar en la procesión de carnaval de Cap-Haitien fueron destruidos.

Después de que se canceló un balón el viernes por la noche, el ex presidente Michel Martelly había hecho una entrada triunfal el día anterior bajo una fuerte escolta policial. Estaba en Cap-Haitien para participar en el desfile de carnaval. En la mañana del viernes, el presidente Jovenel Moïse fue a Cap-Haitien para una visita de unas pocas horas. También tenía una fuerte escolta policial y había hablado con agentes de la ley.

Estos últimos enfrentamientos ocurrieron después de las manifestaciones del pasado lunes y miércoles en Puerto Príncipe para apoyar las demandas de la policía, incluida la existencia de un sindicato dentro de la PNH. Al igual que el lunes y el miércoles, se anunció la manifestación de este domingo en la capital, pero no se notó ninguna disposición particular en las calles de Puerto Príncipe en cuanto a las dos primeras.

Los intercambios de disparos entre la policía o los partidarios de la policía y los militares son los primeros en Haití desde la creación de la Policía Nacional de Haití y el regreso buscado por el presidente Jovenel Moïse de la FADH.

Las manifestaciones violentas contra la organización del carnaval también son hechos inéditos en los anales haitianos.

A pesar del complicado clima social, económico y de seguridad y las preocupaciones por el futuro del país, menos de cinco días después de la muerte de veinte personas, incluidos niños en el incendio de un orfanato, el comité organizador del carnaval nacional había elegido seis ciudades para organizar festividades de carnaval. Solo la ciudad de Jacmel celebró su carnaval el domingo 16 de febrero sin problemas y todavía estaba en las calles el 23 de febrero de 2020.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *