Protestas unánimes después del ataque a Radio Télévision Caraïbes

Personas no identificadas aprovecharon la situación de tensión y confusión que reinaba en la capital el domingo tras el movimiento de manifestantes policiales para atacar a la Radio Televisión Caribe local en Ruelle Chavannes. Se incendiaron varios vehículos, se rompieron las ventanas de la estación y se saquearon otros equipos. La Asociación Nacional de Medios Haitianos (ANMH) y la Asociación de Medios Independientes de Haití (AMIH) y la Asociación de Periodistas Haitianos han condenado el ataque y han pedido respeto por la libertad de prensa.

La evaluación provisional de los enfrentamientos armados del domingo en el Champ de Mars entre soldados e informes policiales de dos muertos, un soldado, un oficial de policía y una docena de heridos. A raíz de esta situación incontrolable, los individuos atacaron la Radio y Televisión Caribe local.

En un comunicado de prensa, Radio Télévision Caraïbes condenó «con gran vehemencia el intento de ataque incendiario en sus instalaciones este domingo 23 de febrero de 2020, por la tarde. «La RTVC lamentó» que sus empleados sufrieran crisis psicológicas y registraran pérdidas considerables con el incendio de sus vehículos y sus efectos allí. »

“Radio Télévision Caraïbes (RTVC) protesta contra tales actos perpetrados por individuos encapuchados que afirman ser parte del movimiento policial. Sigue y sigue siendo cierto que estas acciones no pueden ser obra de la policía, que debe tener mucho cuidado para evitar que su lucha, considerada noble, se distorsione. El RTVC es y nunca será enemigo de las instituciones republicanas, incluida la PNH, pero nunca lo acompañará a la deriva. Si bien reconoce este lamentable incidente, el RTVC se mantiene firme en su misión de transmitir la palabra más diversa posible para participar en la construcción de la democracia en Haití «, criticó el comunicado de prensa.

«Parece que los sectores, partidarios del caos y las bromas de la prensa aprovecharon la oportunidad para cometer este crimen, pero desde la altura de sus setenta (70) años, Radio Televisión del Caribe decidió, en protesta, «deje de transmitir hasta nuevo aviso pero, lejos de sentirse intimidado por tales acciones, redoblará sus esfuerzos para guiar a la población haitiana hacia ideas plurales y matizadas mientras permanece a su lado», decidió RTVC .

En la misma línea, la Asociación Nacional de Medios de Comunicación de Haití (ANMH) y la Asociación de Medios Independientes de Haití (AMIH) condenan sin reservas el violento ataque perpetrado el domingo 23 de febrero de 2020 contra las instalaciones de Radio Televisión del Caribe (RTVC). ) por personas no identificadas.

“La Asociación de Medios Independientes de Haití (AMIH) y la Asociación Nacional de Medios de Haití (ANMH) deploran las pérdidas materiales que ocurrieron después del intento de incendio en la estación de la rue Chavannes. La ANMH y la AMIH ofrecen sus condolencias a los gerentes, periodistas y todos los empleados de Radio Television Caribbean y les aseguran su solidaridad en estos tiempos difíciles «, según un comunicado de prensa de estas dos asociaciones de empleadores.

La AMIH y la ANMH recuerdan a todos los actores de la crisis haitiana que cada medio debe poder hacer su trabajo libremente, respetando su línea editorial y las reglas de la profesión, sin presión ni violencia por parte sepultureros de la prensa o depredadores de la libertad de expresión. «La AMIH y la ANMH tienen el deber de subrayar a la atención de las autoridades constituidas que es su deber y responsabilidad garantizar la seguridad y protección de los periodistas, los medios de comunicación y todos los ciudadanos en el país «, leemos en el comunicado de prensa conjunto llevado por las firmas de Frantz Duval, presidente de la ANMH y Georges Venel Remarais, presidente de la AMIH, que también condenan» todas las acciones y políticas de línea dura e irreflexiva que contribuyen a poner en peligro a los medios, La población en general y los logros democráticos. »

La AMIH y la ANMH concluyen el comunicado de prensa pidiendo una vez más a los periodistas y a los medios de comunicación en general que continúen haciendo su trabajo, que es tan esencial para informar a la población y mostrar vigilancia y solidaridad.

Por su parte, la Asociación de periodistas haitianos dijo que observó con atención un movimiento de protesta iniciado hace varios días por agentes de la Policía Nacional de Haití (PNH) que reclaman el derecho a reunirse en un sindicato. «Este movimiento de protesta está empañado por actos de violencia y violación de la libertad de expresión, opinión y prensa», denunció Jacques Desrosiers, secretario general de la AJH.

«El domingo 23 de febrero de 2020, un grupo de individuos armados que afirmaban ser manifestantes de la PNH atacaron las instalaciones de Radio Television Caraïbes (RTVC) en el carril de Chavannes en Puerto Príncipe y quemaron varios vehículos en el alrededor. La Asociación de Periodistas Haitianos condena enérgicamente este acto, que es contrario a la Constitución y a los diversos tratados y convenciones ratificados por Haití. Ningún periodista ni ningún medio de comunicación debería ser el blanco del ataque de ningún grupo ”, protestó el AJH.

La Asociación de Periodistas Haitianos ha pedido a los manifestantes que respeten a los periodistas y los medios de comunicación, que solo informan los hechos. La Asociación exige que las autoridades responsables de la seguridad de la vida y la propiedad protejan a los periodistas y los medios de comunicación.

“En este período de confusión, el AJH insta a los periodistas y los medios a mostrar solidaridad, vigilancia y precaución. Ella les recuerda la obligación de continuar llevando a cabo su trabajo con profesionalismo y respeto por las reglas de ética consagradas en el Código de ética de los medios y periodistas de Haití. »

En un comunicado de prensa, el gobierno de la República dijo observar, «con preocupación y consternación, que el terror reinaba en ciertas arterias del área metropolitana de Puerto Príncipe este domingo 23 de febrero de 2020. Obstrucciones en las calles y una situación La guerra tiene lugar en el área de Champ de Mars, donde se escucharon disparos casi todo el día. En este momento es difícil hacer un balance de esta increíble violencia. »

El gobierno ha dicho que condena esta violencia y «actos que violan la libertad y la democracia con el mayor rigor». ¿El gobierno se pregunta quién tiene interés en adoptar este comportamiento extremista destinado a conducir al país al caos, a pesar de los compromisos y decisiones del Poder Ejecutivo de responder a las demandas de la policía? ¿Por qué rechazar el diálogo y la mano extendida para resolver los problemas difíciles que enfrenta la patria, elegir el camino de la anarquía preferiblemente y ofrecer a la población más dolor y lágrimas que tal situación no dejará de causar? Se pregunta el gobierno.

“La población está llamada a estar vigilante y mostrar inteligencia en estos momentos difíciles de la vida nacional. En cualquier caso, no puede permitir una explotación trivial de las demandas de la PNH y justificar estas acciones violentas que exponen tanto al país, a través de un presunto rechazo del carnaval por parte de un determinado sector de la población «, concluye el comunicado de prensa.

«Para evitar el derramamiento de sangre planeado, el Gobierno aprovecha la oportunidad para informar, en particular a la población y a los carnívoros, que se ha decidido cancelar el carnaval en Puerto Príncipe e invita al pueblo haitiano a mantener su calma hasta los próximos anuncios «, dice el texto sin firmar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *