Haitianos preparan jornada de cacerolazos contra ola de secuestros en el país

Cientos de haitianos planean protestar en todo el país este miércoles para denunciar el aumento de los secuestros, que se han vuelto recurrentes desde finales de diciembre pasado.

En una convocatoria lanzada este martes en las redes sociales, se pide a todos los haitianos que golpeen cualquier objeto que pueda hacer ruido a mediodía del miércoles, un tipo de protesta conocido en Haití como «Bat Tenèb» (cacerolazo).

«Estamos cansados de los secuestros y de otras formas de inseguridad», se lee en las imágenes de convocatoria que circulan en un bucle en las redes sociales como Facebook, WhatsApp y Twitter.

La creciente alarma por los secuestros ha llevado a varias escuelas a pedir a los padres que traigan y recojan a sus hijos de la escuela para evitar que sean raptados.

No pasa un día sin que se registre un caso de secuestro en el país, según la prensa local.

La ONG Red Nacional de Defensa de los Derechos Humanos (RNDDH) afirma que desde finales de 2019 ha observado un aumento de los casos de secuestros.

Mujeres y hombres de negocios, escolares, sacerdotes y pastores han sido secuestrados y liberados mediante el pago de rescates.

«Si algunos han sido liberados tras el pago de grandes sumas de dinero exigidas por sus familiares, pero otros han sido asesinados», denuncia la RNDDH en una nota recientemente publicada.

El cuerpo sin vida de un hombre, Jean Rubens Eugene, fue descubierto este miércoles en la Cuarta Avenida Bolosse, en el sur de Puerto Príncipe, después de que se hubiera dado cita con los secuestradores de cinco personas para entregarles el rescate exigido.

La Policía Nacional de Haití reconoce un gran aumento del número de secuestros y discutió la cuestión en el Consejo Superior del organismo celebrado el 21 de enero pasado.

Entre el 1 y el 22 de enero, se registraron quince casos de secuestro en la zona metropolitana, según las cifras reveladas por la institución.

«Ciertamente, hay muchos más casos», admitió el portavoz de la Policía, Michel-Ange Louis-Jeune, este miércoles en declaraciones a Radio Televisión Caribe.

Sin embargo, también denunció la intoxicación que se hace sobre este tema en las redes sociales, en las que circulan casos «sobre los cuales la Policía no tiene información”.

Este nivel secuestros es similar al de 2004, después de que el presidente Jean Bertrand Aristide se vio forzado a dimitir y se exilió del país.

Haití vive una aguda crisis política, económica y social que provocó protestas generalizadas entre septiembre y noviembre pasados, lo que causó dos meses de parálisis total de las actividades económicas e institucionales del país.

La reanudación de las actividades y la aparente calma han ido seguidas de un aumento de la inseguridad, caracterizado por guerras entre bandas armadas, asesinatos y secuestros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *