ULCC se abre al público

El Presidente de la República, ministros, ex parlamentarios, abogados y activistas de derechos humanos participaron en este día de actividades llevadas a cabo para popularizar las misiones y responsabilidades de la Unidad Anticorrupción (ULCC). Durante la visita guiada, los empleados y gerentes de la institución explicaron a los visitantes los instrumentos y medios disponibles para ULCC para liderar la lucha contra la corrupción en el país.

El foco estaba sobre todo en la misión de la ULCC de prevenir y reprimir la corrupción. Durante todo el día, se llevaron a cabo debates de conferencias, presentaciones en los stands y reuniones entre funcionarios. Se distribuyeron a los visitantes copias de la ley de 2014 sobre prevención y castigo de la corrupción, así como de la Convención Interamericana contra la Corrupción ratificada por el país en 2002 y la ley sobre la declaración de bienes.

Según el gerente de comunicaciones de la ULCC, Frantz Exantus, la gente realmente no conoce la misión de la ULCC y sus prerrogativas, lo que deja margen para interpretaciones erróneas de sus acciones. «Tan pronto como haya sospechas de corrupción en relación con un funcionario que administra el dinero del Estado, ya sea un ministro, un director general o un funcionario electo, la ULCC puede convocarlo de acuerdo con el decreto que crea la ULCC» , dijo antes de invitar a los funcionarios a hacer su declaración de activos antes de la fecha límite del 31 de enero.

La Oficina de Protección Ciudadana y la Fondasyon Je Klere, otras dos instituciones de defensa y promoción de los derechos humanos, estuvieron presentes en esta actividad. Sus gerentes también presentaron su campo de actividad al público. Yo Samuel Madistin, quien dirigió una conferencia con los empleados de ULCC, insistió en que la institución debe garantizar que los funcionarios estatales y los funcionarios electos no tengan un estilo de vida superior al sus ingresos

El jefe de Estado, que en el pasado identificó la corrupción como los 5 grandes males del país, indicó que quería estar presente para alentar esta iniciativa y la lucha contra este flagelo endémico que es la corrupción. “Animo a los funcionarios estatales a declarar sus activos dentro del límite de tiempo impuesto por la ley. Porque están allí para servir y no para enriquecerse. Todos deben colaborar para permitir que el Estado ejerza control sobre estos ingresos y gastos ”, dijo Jovenel Moïse. Agregó que la OEA gastará $ 18 millones para apoyar a las instituciones que luchan contra la corrupción en el país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *