Los asaltos son frecuentes en la carretera Internacional Haití-RD

Seguridad. La Embajada de los Estados Unidos en el país alertó a sus ciudadanos evitar viajes a Haití por la frontera.Conflicto. La retención de siete médicos ha causado preocupación en el país.

SANTO DOMINGO.-La retención de siete médicos y otros diez dominicanos por una turba de haitianos ha causado reacciones hasta de la Embajada de los Estados Unidos, que exhortó a sus ciudadanos y funcionarios a evitar viajes terrestres hacia Haití desde la República Dominicana.

El pasado sábado un grupo de haitianos portando armas blancas secuestró a los galenos Pedro Ureña, Johnny Aquino, Luis Andrés Cordero, Oscar Valiente, Gilberto Ureña, Joaquín Anico y Diego Cordero, quienes realizaban un recorrido en motocicleta con destino a Puerto Plata, y luego de dos horas y media lograron salir ilesos de la turba por la solidaridad de dominicanos de la zona que idearon decir que eran extranjeros (americanos).

“Nosotros acostumbramos a salir en motores a hacer turismo interno y habíamos decidido hacer un recorrido por la carretera Internacional; salimos de Pedro Santana para llegar a Restauración.

Aproximadamente faltando 25 kilómetros para llegar a Restauración nos atacó una turba de ciudadanos haitianos armados con armas blanca, nos rodearon, nos quitaron los motores, los celulares, las llaves y nos arrinconaron en un lugar junto con otros dominicanos de la zona que tenían también secuestrados”, narró el reconocido cardiólogo Pedro Ureña.

El grupo de médicos logró salir del cerco que le hicieron los haitianos luego de hacerse pasar por ciudadanos norteamericanos, sin embargo, los demás dominicanos de la zona permanecieron secuestrados.

Según narraron los lugareños a los retenidos, ese tipo de situación sucede con frecuencia en la zona, sin que las autoridades tomen el control de la situación.

Pedro Ureña lamentó que mientras se escenificaba el atropello de los haitianos a los dominicanos, en el lugar había dos guardias del Cuerpo Especializado de Seguridad Fronteriza (Cesfront), y los mismos no hicieron nada para evitar el maltrato al que fueron sometidos.

Extranjero en mi país

“Quizá lo más vergonzoso para mí fue tener que decir que era americano para que me dejaran salir, porque si decía que era dominicano me dejaban.

En mi país yo tuve que hacerme pasar por una persona extranjera para poder salir, esa fue la gota que rebosó la copa”, señaló.

Con una notable preocupación, Pedro Sánchez contó que el otro grupo de rehenes estaba compuesto por unas diez personas, incluido uno que transportaba vacas en un camión, así como otros que se desplazaban en una camioneta.

“Cuando llegamos a Restauración en la noche, nos dijeron que los habían soltado. Esto ocurrió aparentemente porque habían retenido un motor a un ciudadano haitiano en Dajabón, e hicieron protestas en reclamo del motor que aparentemente se lo habían entregado, pero esa gente duró ahí el día entero”.

Contó que en la turba había más de cincuenta haitianos, entre jóvenes, adultos y viejos, de los que la mayoría de los jóvenes tenían edades entre 15, 16 y 18 años y eran los que estaban armados con machetes, punzones, hachas “y una especie de lanza que ellos hacen como con unos alambres”.

Alerta EE. UU.

La Embajada de los Estados Unidos en el país exhortó a sus ciudadanos a consultar la información sobre Haití del Departamento de Estado antes de viajar a esa nación y sugiere que consideren postergarlo, viajar por aire u otra manera de mitigar los riesgos de viajar a Haití en estos momentos.

Otra sugerencia es prestar atención a los medios de comunicación locales y tener un plan de seguridad personal, así como compartir información de contacto sobre sus planes de viaje con familiares o amigos.

El Ministerio de Defensa ordenó una investigación para establecer las circunstancias en que actuaron los militares de servicio en la carretera Internacional cuando los dominicanos fueron retenidos por nacionales haitianos que protagonizaron la protesta de sábado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *