Inmigrantes que cruzan la frontera y se establecen en Jimaní se convierten en dolor de cabeza de los munícipes

REDACCIÓN.- El gran número de inmigrantes haitianos que logra cruzar la frontera y establecerse en Jimaní se ha convertido en un dolor de cabeza para los munícipes.

Estos aseguran que las violaciones, robos y asaltos que cometen los indocumentados se han salido de las manos de las autoridades.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *